Saltar al contenido
Análisis de artículos de limpieza

Cómo limpiar el oro – Trucos caseros

Son muchas las personas a los que les gusta usar a diario anillos, pulseras o colgantes de oro amarillo. Y uno de los problemas que pueden surgir de su uso es que estas joyas terminan ensuciándose.

Las joyas de oro se pueden manchar debido a diferentes causas. Desde el polvo, pasando por la contaminación del tráfico, el sudor de nuestros cuerpos, etc. Todos estos elementos terminarán afectando al brillo natural del oro.

Para recuperar ese brillo y aspecto natural del oro muchas personas terminan haciéndose la pregunta ¿cómo limpiar el oro? Y más concretamente cómo limpiarlo para que recupere su aspecto original.

La mejor opción es llevar tus joyas a un profesional para que las limpie con los productos químicos adecuados. Este consejo se hace especialmente importante con el oro blanco debido al baño de rodio que recubre la joya, la cual podemos llegar a eliminar si usamos los productos equivocados para limpiarlo.

Si eres de los que prefieres ver la opinión de otros usuarios antes de decidirte a comprar, el siguiente producto es el más valorado y comprado para la limpieza de joyas en el hogar.

Piedra blanca

VER PRECIO EN AMAZON

A continuación tienes varios consejos caseros para limpiar el oro amarillo que te vendrán genial para poder volver a mostrar tus joyas con su brillo original.

7 Consejos caseros para limpiar el oro.

como limpiar el oro sucio

Trucos fáciles y prácticos para limpiar tus joyas de oro. Todos ellos consiguen limpiar y abrillantar las joyas hasta volver a dejarlas casi como nuevas.

 

#1 Usa jabón para platos.

La mayoría de los jabones para platos son productos no abrasivos aptos para limpiar nuestras joyas. Utilizando este método conseguiremos limpiar el polvo y suciedad menos adherida a la joya.

Para ello, sigue los siguientes pasos:

  • En un recipiente de agua templada echa unas gotas de jabón para platos.
  • Introduce las joyas en el recipiente y déjalas unos 30 minutos aproximadamente.
  • Utiliza un paño suave para frotar las joyas y quitar la suciedad.
  • Termina enjuagando la joya y secándola con otro paño suave.

 

#2 En agua hirviendo.

El agua hirviendo nos puede ayudar a limpiar el oro

Otro remedio casero bastante eficaz para devolver el lustre a tus joyas de oro es sumergirlas en agua hirviendo durante unos escasos 30 segundos.

Después de sacarlas, frótalas con un cepillo suave o un paño limpio. Verás como vuelven a brillar con este simple truco.

 

#3 Con pasta de dientes.

pasta dental para limpiar el oro

VER PRECIO EN AMAZON

La pasta de dientes también es ideal para usarla con las piezas de oro y conseguir que brillen de nuevo. Para ello, úsala de la siguiente forma.

  • Echa un poco de pasta dentífrica en un cepillo de dientes y frota la joya.
  • Una vez que hayas conseguido limpiarla perfectamente, debes aclararla con agua a temperatura ambiente.
  • Termina sécala con un paño suave.

 

#4 Con migas de pan.

Efectivamente, aunque te parezca que las migas de pan son inocuas y que difícilmente se puede limpiar algo con ellas, en el caso del oro sí que nos sirve.

  • Utiliza para ello miga de pan fresco.
  • Coge un trozo de miga y forma una bola con la mano.
  • Con la bola de miga frota el oro hasta ver como desaparece la suciedad e incluso recupera el brillo.
  • Termina aclarando y secando la alhaja de oro.

 

#5 Con amoniaco.

Amoniaco para lavar el oro

VER PRECIO EN AMAZON

El amoniaco es bastante efectivo como método de limpieza de las joyas aunque debe usarse con moderación. Su uso continuado terminará con el aspecto brillante del oro.

A pesar de esto es bastante efectivo para eliminar las manchas más difíciles.

Si decides utilizar este producto, hazlo utilizando las siguientes proporciones.

  • Vierte en un recipiente 1 parte de amoniaco por cada 6 partes de agua limpia y con temperatura ambiente.
  • Echa las joyas de oro que pretendas limpiar en la mezcla y déjalas actuar durante 1 hora aproximadamente.
  • Al pasar este tiempo, saca las joyas en enjuágalas. A continuación frótalas con un paño suave hasta conseguir pulirlas y secarlas.

 

#6 Con alcohol.

Alcohol para lavar el oro

VER PRECIO EN AMAZON

Para devolver su aspecto original a una joya de oro, el alcohol también te puede ser útil.

Para limpiarlas, tan solo empapa un paño en alcohol y frota la joya durante unos 2 minutos hasta dejarla completamente brillante.

Advertencia:
El alcohol puede dañar algunas joyas de oro. Prueba antes en una zona poco visible de la joya y comprueba los resultados.

 

#7 Con una cebolla.

Efectivamente, el jugo de la cebolla es útil para limpiar el oro gracias al ácido que posee. Este ácido sin ser excesivamente abrasivo, conseguirá ablandar la suciedad más complicada de extraer de nuestras joyas.

Para limpiarlas correctamente hazlo de la siguiente forma:

  • Licuamos una cebolla y echamos el jugo en un recipiente.
  • Echa la joya en el recipiente y déjala en el jugo durante unas 2 horas.
  • Sácala y lávala con agua y jabón suave.
  • A continuación, con un paño suave frótala para terminar de limpiarla y pulirla.
  • Termina aclarando la joya de oro y secándola con un paño seco y húmedo.
NOTA: Todos estos trucos están recomendados para limpiar el oro amarillo. No los utilices para la limpieza del oro blanco puedes decaparlos.

 

Cómo limpiar el oro blanco

como limpiar el oro blanco de forma segura

Son muchos las personas que prefieren disponer de una joya de oro blanco en lugar de oro amarillo debido a su elegancia y exclusividad. También los hay quienes prefieren este color por que simplemente no les gusta el oro amarillo lógicamente.

Las joyas de oro blanco normalmente adquieren este color al estar bañadas en rodio. Este material les proporciona ese acabado brillante que les caracteriza.

Consejo:
Ten la precaución de usar sustancias limpiadoras poco abrasivas para evitar que el rodio termine perdiendo el brillo e incluso despareciendo después de varias limpiezas.

El uso diario de las joyas puede llegar a desgastarlas, que pierdan su brillo natural e incluso puede provocar que aparezca el tono natural del oro que es el amarillo.

El mantenimiento de oro blanco es más complicado que la del oro amarillo y la del platino debido a la forma en la que se fabrica.

Para mantener el baño de rodio debes limpiar el oro blanco con mucha precaución. A continuación te indicamos cómo debes hacerlo.

 

Pasos para limpiar el oro blanco.

 

  1. Echa en un recipiente agua templada y un chorro de jabón para platos. Asegúrate que no contenga cloro ni productos químicos abrasivos.

  2. Puedes añadir unas gotas de amoniaco si está muy sucio.

  3. Coge tus joyas e introdúcelas en la mezcla y déjalas durante unos 30 minutos.

  4. A continuación frótalas con un trapo suave hasta conseguir eliminar la suciedad.

  5. Enjuaga la joya con agua templada y sécala con un paño seco y limpio.

 

Evita limpiar el oro con los siguientes productos.

Consejos para mantener tu oro limpio

No todos los productos son actos para limpiar el oro. Al tratarse de una joya, debemos tener especial precaución de no utilizar productos abrasivos que puedan rayarla y estropearla.

Entre los productos habituales de limpieza que con el oro debes evitar tendríamos los siguientes:

  • Cepillo de dientes nuevo ya que las cerdas estarán demasiado duras aun.
  • Bicarbonato de sodio. A pesar de ser un limpiador bastante efectivo, en las pruebas realizadas hemos observado que el oro pierde ligeramente su brillo.
  • El amoniaco debe usarse en poca cantidad y pocas veces (úsalo solo en caso de que tu joya esté muy sucia y siempre rebajado en agua templada).
  • La coca cola. Aunque en algunos artículos se recomienda su uso, nosotros la desaconsejamos debido a lo corrosiva que puede ser esta bebida.

 

Mantenimiento del oro limpio.

Seguramente te interesará mantener tus joyas de oro como nuevas el mayor tiempo posible. Para conseguirlo, te recomendamos leas los siguientes consejos para un mantenimiento correcto del oro.

  • Guarda las joyas de oro en un lugar hermético como puede ser un joyero. Gracias a esto evitarás que se ensucie con el polvo de la habitación, perfumes, humos de la cocina, etc.
  • Al guardar las joyas de oro, asegúrate que no están junto a otras joyas de metal que puedan rayarlas al moverse. También puedes guardarlas en bolsas de tela por separado aunque todas estén en el mismo joyero.
  • No te bañes con las joyas puestas, ya que el gel y otros productos que uses en tu aseo diario dañarán el oro.
  • El cloro de las piscinas también conseguirá deslucir y manchar el oro por lo que asegúrate de quitártelo antes de introducirte en una. Lo mismo ocurre con la sal del agua del mar, así que cuando te vayas a la playa deja el oro en casa.
  • Si usas un paño suave para limpiar tus joyas después de usarlas seguro que las mantendrás brillantes mucho más tiempo.
  • Manipula el oro con cuidado ya que este material es fácilmente moldeable y puedes rayarlo o abollarlo con un simple golpe contra una superficie dura.

 

¿Conoces los limpiadores por ultrasonido?

Limpiador de ultrasonido

VER PRECIO EN AMAZON

Los limpiadores de ultrasonido están especialmente indicados para la limpieza de multitud de artículos del hogar. Y entre estos objetos se encuentran por supuesto las joyas, incluidas las de oro.

Y lo que es mejor es que limpian todos los rincones más escondidos e inaccesibles de la joya, cosa que es complicado si tuvieras que frotar con un paño. Y por supuesto esto sin dañar la joya, lo que sí que puedes llegar a hacer con otros artículos que uses para la limpieza del oro.

Para conseguir limpiar los objetos lo único que usan es ultrasonido a una frecuencia muy alta de alrededor de 40.000 Hz aproximadamente.

Estos artículos han sido usados en el ámbito profesional desde hace tiempo. Ahora puedes disponer de uno en tu casa aun precio bastante asequible.

 

Fuentes y referencias:

 

* Todas las imágenes utilizadas pertenen a pixabay con licencia Creative Commons o al producto recomendado.

0/5 (0 Reviews)