Saltar al contenido
Análisis de artículos de limpieza – Buffzonecleaning

Cómo Limpiar la Suela de la Plancha

¿Estás buscando como limpiar la suela de la plancha? Pues no busques más, te vamos a proponer unos sencillos consejos que deberás seguir y con los que dejarás tu plancha como nueva.

La plancha es un electrodoméstico que puede permanecer en nuestro hogar mucho tiempo por lo que debemos estar atentos a que permanezca lo suficiente limpia.

Si vemos que comienza a tener dificultades para deslizarse o si ves que tiene manchas en la base, ha llegado la hora de limpiarla.

Tendrás que limpiar tanto la base como las salidas del vapor que es lugar donde tiende a acumularse la cal, sobre todo si usamos agua del grifo.

Se peude limpiar usando distintos productos. Estos pueden ser tanto productos domésticos que usamos a diario en nuestra casa como son la vinagre, la sal, bicarbonato de sodio, la pasta de dientes o incluso el jabón para platos o con productos químicos especialmente fabricados para limpiar este producto.

Así que ya sabes, si quieres que tu plancha siga funcionando correctamente y haga desaparecer las arrugas como si fuera nueva, deberás limpiar la base periódicamente.

** Centros de planchado más vendidos que están en oferta.

A continuación te mostramos los productos más efectivos y sencillos de usar.

 

Limpiar usando bicarbonato de socio.

El bicarbonato es un producto barato, fácil de obtener y que la mayoría tenemos en nuestra casa. Te mostramos dos formas en las que puedes usar el bicarbonato para limpiar la suela de tu plancha.

 

Primer método.

En este caso mezclaremos el jugo de un limón con una cucharada pequeña de bicarbonato. Tenemos que obtener una mezcla pastosa y no demasiado líquida.

Zumo de limon y bicarbonato de sodio para limpiar la suela de la plancha

A continuación echaremos esta mezcla en una esponja y frotamos la superficie de la base de la plancha hasta conseguir eliminar la suciedad adherida. Terminamos secando la suela con un paño seco de microfibra.

 

Segundo método.

En este caso mezclaremos el bicarbonato con agua. La proporción ideal sería 1 cucharada de agua por 2 cucharadas de bicarbonato.

Mezclaremos estos dos ingredientes en un recipiente pequeño hasta eliminar el agua y obtener una pasta no demasiado líquida.

Limpiar la suela de la plancha con bicarbonato y agua

Con una pequeña espátula extendemos la pasta sobre la base de la plancha. Debemos cubrir suficientemente sobre todo las zonas que en las que la acumulación de suciedad sea especialmente intensa.

También debe cubrir los orificios a través de los cuales sale el vapor. Aprovecharemos también esta pasta para limpiarlos de suciedad y sobre todo la cal que se ha podido acumular y que puede dificultar la salida de vapor correctamente.

Debería tener suficiente mezcla como para cubrir toda la suela. Si ves que tienes dificultades, sigue extendiéndola hasta que quede una fina capa. Bastará con que la suciedad este cubierta de esta pasta.

DEJA LA MEZCLA UN PAR DE MINUTOS EN LA PLANCHA Y LIMPIALÁ CON UN PAÑO DE MICROFIBRA HÚMEDO

Tendrá que frotar hasta que no quede rastros de la pasta y se haya eliminado la suciedad por completo.

Los orificios para la salida del vapor deberá limpiarlos con bastoncillos de los oídos o hisopos de algodón. Para ello tendremos que introducir el bastoncillo previamente humedecido en agua en los orificios  hasta conseguir eliminar tanto la pasta de bicarbonato restante como los depósitos de cal que pudiera haber.

Evitaremos usar estropajos de metal que puedan rayar la base de la plancha.

Este segundo método lo finalizaremos usando la plancha con alguna prenda que no te importe dañar.

Llene la plancha de agua y póngala a su máxima temperatura. Póngase a planchar durante unos minutos usando la salida de vapor. Este vapor terminará de eliminar los residuos que pudieran haber quedado en el interior de los orificios.

Termine la operación secando la plancha convenientemente.

 

Usando vinagre y sal.

Estos productos tan comunes en la cocina de todos los hogares también podemos usarlos para dejar la suela de nuestra plancha impecable. Siga estos sencillos pasos que te indicamos para obtener el mejor resultado.

Plancha de vapor de 3000 W
VER OFERTA

Para empezar deberemos crear una mezcla de vinagre y sal en proporción 1 a 1. Esto quiere decir que por cada cucharada de sal debes echar otra de vinagre con el fin de que podamos crear una pasta lo suficientemente densa.

Calentaremos la mezcla en una sartén hasta conseguir que se disuelva la sal. Podemos remover para ayudar a que se mezcle antes. Retiraremos la sartén antes de que hierva la vinagre.

La mezcla obtenida es bastante corrosiva. Proteja tanto sus manos como la superficie donde realice este proceso.

Sumergiremos un paño limpio en la pasta obtenida de vinagre y sal y con éste trapo limpiaremos la base de la plancha. Frotaremos suavemente hasta conseguir eliminar la suciedad adherida tanto de la suela como los bordes de la misma y los orificios de salida del vapor. Con estos últimos podemos usar bastoncillos al igual que con el bicarbonato.

Esta mezcla sirve para eliminar prácticamente cualquier suciedad incluida las quemaduras de la base de la plancha.

Para óxido demasiado incrustado, podemos usar en lugar de un trapo, un estropajo de cocina que no sea de metal para no dañar la plancha.

 

Usando jabón de cocina y agua.

Si crees que las soluciones que te hemos dado hasta el momento son demasiado abrasivas, puedes optar por usar jabón para platos (marcas como fairy, Mistol u otra similar) para eliminar la suciedad de la base de tu plancha.

Mezclamos jabón de cocina y agua para limpiar la base de la plancha

Para ello mezclaremos agua a temperatura ambiente con jabón para platos en un recipiente. Dependiendo de la cantidad de suciedad que tenga incrustada tu dispositivo echaremos más o menos jabón.

EN TODO CASO ECHAREMOS MENOS JABÓN QUE EL QUE ES NECESARIO PARA LIMPIAR LOS PLATOS.

A continuación impregnaremos  un algodón en el agua y jabón y limpiaremos con éste la suela. Aprovecharemos para repasar tanto los orificios a través de los cuales sale el vapor como el resto de la plancha. Esta mezcla no es abrasiva y dejará tu plancha limpia.

Este método es ideal para limpiar la suela de las planchas de teflón.

Estos tipos de bases que están ideadas para que no se peguen las sustancias son susceptibles a los arañazos.

Por último y para eliminar los restos de jabón limpiaremos la plancha con un paño de microfibra húmedo. Dejaremos la plancha en posición vertical de tal forma que favorezca su secado.

 

Cómo limpiar la placa de hierro con pasta de dientes.

Otro método “casero” y que resulta efectivo para limpiar la suela de la plancha es usar pasta de dientes. El tipo de pasta ideal es la blanca en lugar de la azul ya que la segunda tienda a producir más espuma.

Tendrás que echar la pasta de dientes sobre la suela de la plancha de tal forma que cubramos también los orificios de salida de vapor. Esto nos ayudará a eliminar los restos de cal acumulados que pueden llegar a obstruir la salida del vapor.

Pasta de dientes para limpiar la base de la plancha

A continuación frotaremos la base con un paño limpio hasta que veamos que se elimina la suciedad. Si la suela está demasiado sucia deberá usar una esponja o un estropajo que no sea de metal para eliminarla del todo.

Por último, con otro paño limpio y húmedo quitaremos los restos de pasta que haya podido quedar. Hay que asegurarse que no quede nada de pasta dentífrica puesto que en caso contrario mancharemos la ropa.

Antes de usar la plancha de nuevo, llene de agua el aparato y ponlo a su máxima temperatura. Activa la salida de vapor en varias ocasiones para asegurarnos que los orificios están también libres de pasta de dientes. Para limpiar estos agujeros puede usar también palillos de los oídos.

Asegúrate de secar la plancha una vez que la misma está totalmente limpia de restos de pasta de dientes.

 

Elimine solo la cal de los orificios de vapor.

Hasta ahora hemos visto métodos para limpiar la suela de la plancha en su totalidad. Si lo que necesitas es limpiar los orificios solamente te proponemos seguir los siguientes pasos.

En este caso utilizaremos vinagre para dejar los agujeros limpios de minerales. Estas calcificaciones pueden dejar inservible la plancha antes de lo que imaginamos, sobre todo si utilizamos agua del grifo para llenar el depósito y ésta es demasiado dura.

Los bastoncillos son ideales para limpiar los orificios de la base de la plancha

Para empezar, echa en el depósito de la plancha vinagre blanco. Llénalo un tercio aproximadamente (puedes rebajarlo con algo de agua para que no sea tan abrasivo dependiendo de la suciedad que tenga la plancha).

Conecte la plancha y sube la temperatura de la misma al máxima. Permita que el vinagre hierva hasta que se evapore completamente (puede tardar entre 5 y 10 minutos aproximadamente).

También puede usar la plancha y el vapor de la misma obtenido con la vinagre sobre un paño que no nos importe que se manche. Esto acelerará el proceso.

Después de esto, realizaremos el mismo proceso pero en esta ocasión llenando el depósito del aparato con agua. Esto ayudará a eliminar tanto restos de suciedad como de la vinagre. Secaremos la plancha con un paño una vez se agote el agua del depósito.

Si no deseas echar vinagre en el depósito, puedes usar bastoncillos de los oídos o hisopos de algodón para limpiar los orificios del vapor de la plancha. Puedes usar la misma mezcla de vinagre y agua a partes iguales para impregnar los bastoncillos e introducir estos en los agujeros frotando los mismos hasta eliminar la cal incrustada.

 

Limpieza con productos profesionales.

Hoy en día es prácticamente imposible que no tengamos un producto para cada necesidad y para limpiar la suela de la no iba a ser menos.

Son productos testados diseñados en laboratorios para conseguir una limpieza perfecta sin dañar la suela. Nosotros somos partidarios de usar estos tipos de productos preferentemente.

Aquí tienes los productos más vendidos en amazon y que están en oferta.

 

Cuándo se debe limpiar la base de la plancha.

Esto dependerá del uso que hagas de tu plancha. Si la usas muy a menudo planchando todo tipo de prendas, ya sean los uniformes escolares de tu hijo o la ropa de trabajo, deberás limpiarla con más frecuencia que otra persona que la usa de tarde en tarde.

Para saber el momento en el que tenemos que limpiar la base de plancha podemos usar dos reglas.

La primera sería que la suciedad incrustada sea muy visible a simple vista. Esta mugre puede manchar nuestra ropa por lo que tendrás que limpiarla ya, no esperes a mañana.

Otra forma de saber si ha llegado el momento de limpiar la plancha sería simplemente si vemos que la misma no se desliza todo lo bien que debería sobre las prendas.

Por último deberemos fijarnos en los orificios de salida del vapor. Si estos acumulan cal obstruyendo la salida del vapor como es lógico también deberemos limpiarla.

 

Consejos para mantener la suela de la plancha como nueva.

Si lo que quieres es no tener que molestarse en limpiar tu dispositivo de planchado periódicamente, puede seguir estos consejos de mantenimiento de la plancha.

  • Vaciar el depósito después de su uso. Evitará se acumulen humedades con ellas moho y bacterias.
  • Dejar que la plancha se enfríe totalmente después de cada uso. Una vez que está fría, limpiarla con un paño de microfibra húmedo para eliminar suciedades que hayan quedado incrustadas incluidos restos de cal.
  • Usar agua destilada en el aparato evitará se acumulen restos de cal.

 

Con estos simples consejos evitaremos tener que limpiar frecuentemente la base de la plancha y alargaremos el correcto funcionamiento del aparato.

 

Fuentes y referencias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido