Saltar al contenido
Análisis de artículos de limpieza

Cómo Limpiar la Campana Extractora y sus Filtros – Trucos Caseros

¿Cómo limpiar la campana extractora? Una pregunta habitual que de muchos usuarios se hacen al comprobar la cantidad de grasa que puede llegar a acumularse en este electrodoméstico.

El hecho que la campana extractora esté siempre expuesta a todo tipo de guisos y frituras, hace necesario que la limpiemos periódicamente.

Si por dejadez o desconocimiento no la limpiamos adecuadamente, la acumulación de grasa en los filtros impedirá que funcione correctamente. Además de no succionar como debería los humos, veremos como incómodas gotas de aceite comienzan a aparecer por el extremo inferior de la campana, llegando a caer en la vitrocerámica o lo que es peor sobre nuestra comida.

Aunque parezca complicado de hacer, en realidad una limpieza de la campana extractora por dentro y por fuera es un trabajo sencillo. Tan solo debes seguir los siguientes consejos caseros de limpieza que te proponemos para no volver a tener problemas con tu dispositivo extractor.

6 Trucos caseros para limpiar la campana extractora.

Existen en el mercado productos diseñados y fabricados específicamente para limpiar los materiales de los cuales están fabricadas las campanas de cocina como es el acero inoxidable o un limpiacristales.

Cómo Limpiar campanas extractoras muy sucias

No dudamos de la efectividad de estos productos y de hecho en este mismo artículo te haremos algunas recomendaciones de los mejores productos de limpieza para campanas extractoras que puedes encontrar en el mercado.

Truco para saber cuándo limpiar la campana
Coja un trozo de papel cocina y presiónelo contra la parte trasera inferior de tu campana extractora. Si ves que el papel se queda pegado y no se cae, será la señal de que necesitas comenzar con la limpieza del aparato.

No obstante, si eres de los que prefieres probar primero con trucos de limpieza caseros, a continuación, te proponemos tres consejos efectivos, económicos y respetuosos con el medio ambiente.

Hoy en día la mayoría de las campanas extractoras de cocina tienen el cuerpo fabricado con acero inoxidable. Si te has puesto a limpiar el acero alguna vez, te habrás dado cuenta lo complicado que resulta que quede limpio sin dejar manchas ni rastros.

Estas manchas que quedan en la misma campana, en el tubo o cubre tubo de extracción son anti estéticas y debemos limpiarlas en la medida de lo posible.

Para que puedas lucir una campana  extractora de acero inoxidable como nueva te hemos preparado tres trucos caseros que te serán realmente útiles.

 

 

#1 Con jugo de limón.

Como limpiar la campana extractora con limón

El zumo de limón es muy efectivo como limpiador de campanas de cocina. Gracias al ácido que contiene es capaz de desprender la grasa con facilidad y de paso desinfectarlas.

Pasos que debes seguir

1 Coja una cacerola y vierta unos 4 litros de agua y dos vasos de jugo de limón. Ponga a hervir la mezcla y al llegar al punto de ebullición apágala y espera varios minutos para que se enfríe ligeramente. Echa la mezcla de agua y limón en tu fregadero.


2 Desmonta los componentes de tu campana de cocina y sumérjalos por separado en el fregadero. Déjalos sumergidos durante al menos media hora.


3 Frota los componentes con un cepillo suave o una esponja para no dañarlos.


4 Enjuágalos con agua del grifo después de cepillarlas.


5 Seca los filtros con un paño limpio y seco o déjalas a la intemperie directamente.


6 Una vez secos vuelve a montar la campana extractora y habrás terminado.

 

Si la estructura de tu campana es de acero inoxidable, puedes limpiarla frotándola con un paño humedecido en aceite de oliva o girasol. Elimina los restos de aceite limpiándolos con papel de cocina hasta conseguir eliminarla totalmente.

 

#2 Con vinagre blanco.

El vinagre blanco es uno de los productos naturales más usados en la limpieza del hogar. Limpia y desinfecta todas las superficies perfectamente, su uso nos evita el contacto con productos químicos y su precio es realmente barato.

Para limpiar la campana extractora con vinagre, mezcla a partes iguales vinagre blanco y agua templada.

Moja un paño suave en la mezcla y frota tu campana de la cocina hasta conseguir eliminar la grasa en su totalidad. Además de desengrasarla, consigue disminuir la adherencia a la superficie de la campana consiguiendo con ello que tarde más tiempo en volver a ensuciarse.

 

#3 Con bicarbonato de sodio y jabón para platos.

Como LImpiar la campana extractora con bicarbonato

No podía faltar en la limpieza de la campana de cocina el bicarbonato de sodio. Para conseguir los mejores resultados con este producto sigue los siguientes pasos.

¿Qué necesitas?

  • Agua muy caliente.
  • Jabón para platos. (Puedes utilizar el que uses normalmente).
  • Bicarbonato de sodio
  • Cepillo de fregar no abrasivo

Pasos que debes seguir:

 

1 Calienta agua en un recipiente grande donde puedas introducir los filtros de la campana. También puedes verter el agua hirviendo en el fregadero. Cuanto más cliente esté el agua, mejor saldrá la grasa. Si no tienes un recipiente para hervir el agua puedes probar echando agua caliente directamente del grifo.


2 Echa bicarbonato en los filtros de manera que cubras toda la superficie y sumérgelos de nuevo en el agua, espera aproximadamente 1 hora. Si lo prefieres puedes echar un buen chorro de jabón desengrasante para platos y ¼ de vaso de bicarbonato de sodio en el agua caliente. Mezcla hasta que el agua tenga suficiente espuma.


3  Saca los filtros y cepíllalos con un cepillo. Asegúrate que están suficientemente sumergidos en el agua y déjalos al menos 10 minutos en el agua.


4 Termina enjuagándolos con agua limpia y secándolos antes de volver a situarlos en su lugar.

 

#4 Papel de periódico.

Un producto fácil de conseguir y barato sin duda. También se usa frecuentemente para la limpieza de cristales, por lo que si tu campana de cocina tiene cristal, también puedes aprovechar el papel para limpiarlos.

  • Coge una o dos hojas de periódico y arrúgalas de manera que hagas una bola.
  • Humedécela ligeramente con agua y frota la superficie.
  • Sécala con un paño seco y limpio.

 

#5 Con patatas.

Puedes limpiar la campana extractora con patata

Efectivamente, podemos utilizar una patata para devolver el brillo natural al acero inoxidable de nuestra campana inoxidable.

Para ello corta una patata por la mitad y frótala sobre la superficie del acero. Te sorprenderás con las capacidades limpiadoras de las patatas. Termina secando el área limpiada con un paño suave y seco.

 

#6 Con medias de nylon.

¿A que nunca pensaste que las medias de nylon sirvieran para limpiar el acero inoxidable de tu campana? Utilizando este artículo conseguirás que brille como nueva. Para ello tan solo tienes que frotar suavemente en movimientos circulares hasta conseguir eliminar totalmente las manchas.

 

El mantenimiento diario es la clave.

Si quieres disponer de una campana extractora limpia y que funcione como el primer día, debes limpiarla regularmente y a ser posible después de usarla.

Consejo:
Una de las principales causas de que la campana extractora de la cocina se llene de grasa es la fritura. Por lo tanto, si reduces las veces que fríes, también disminuirás la cantidad de suciedad y de paso adquirirás una dieta más saludable.

Después de cocinar tenemos la costumbre de limpiar toda la encimera y la vitrocerámica, inducción o lo que usemos, pero no así la campana.

Si cuando limpies toda la cocina te acostumbras a repasar también la campana de la cocina lograrás que no se acumule la grasa. Usa para limpiarla agua con jabón de los platos o el producto de limpieza que uses normalmente.

Termina secándola con un trapo seco y limpio para eliminar totalmente las manchas.

 

Forma en las que puedes limpiar los filtros de la campana extractora.


Tienes dos técnicas mediante las cuales limpiar los filtros.

Advertencia:
Si la campana dispone de un filtro de carbón y no uno de metal,  no tendrás que lavarlo, sino reemplazarlo plaza cada 4 meses.

 

1. A Mano.

Todos los consejos de limpieza explicados en este artículo están basados en esta técnica de limpieza.

Como ya hemos explicado, deberás calentar agua hirviendo y echarlo directamente en el fregadero o incluso en la bañera si es demasiado pequeño para introducir los filtros.

Puedes utilizar cualquiera de los consejos indicados para terminar de limpiarlos. Recuerda secarlos antes de volver a ponerlos en su lugar.

2. En el lavavajillas.

De las formas más utilizadas para la limpieza de los filtros de la campana extractora. Introdúcelos en el lavavajillas y conecta el programa de fregado habitual.

Puedes utilizar para limpiarlos completamente bicarbonato, zumo de limón, o incluso vinagre blanco. O si lo prefieres puede utilizar cápsulas para lavavajillas para limpiarlos completamente, los dejará impecables.

 

Limpia tu campana de la cocina después de usarla.

El mejor producto natural para limpiar tu campana a diario después de usarla es el alcohol natural.

Limpiar la cocina después de usarla ayuda a mantener limpia la campana extractora

Para limpiarla correctamente, empapa un paño suave con alcohol doméstico y frota el exterior y el interior de la campana. Verás como desaparece toda la grasa adherida (siempre y cuando no sea demasiada) y tanto el cristal como el acero inoxidable brilla de nuevo como nuevo. Además, no tendrás que preocuparte de secar el alcohol puesto que se evaporará rápidamente.

Si no dispones de alcohol utiliza directamente vinagre blanco. Uno de los productos naturales de limpieza más utilizados y prácticos.

Para una limpieza superficial caliente dos tazas de vinagre blanco. Moja un paño o una esponja y frota el acero inoxidable y el cristal con movimientos suaves y circulares. Seca a continuación la zona con un paño limpio y seco.

Otro producto muy práctico natural y menos conocido en la limpieza del acero inoxidable es la cera de abeja.

Calienta un poquito de cera y con un paño suave frota el acero inoxidable de tu campana con movimientos circulares hasta conseguir limpiarla.

 

Consejo final.

Cuando limpies tu campana extractora asegúrate de usar siempre esponjas suaves para evitar rayar la superficie de acero inoxidable o de cristal.

Es recomendable limpiar tu extractor de cocina cada dos meses como máximo si lo utilizas regularmente, aunque lo ideal es que lo limpies cada vez que lo utilices. De esta forma evitarás que se acumule grasa desde un principio.

Esperamos haberte ayudado, ya no tienes escusas para no limpiar la campana extractora de tu cocina.


Fuentes y referencias:

 

* Todas las imágenes utilizadas pertenen a pixabay con licencia Creative Commons o al producto recomendado.

0/5 (0 Reviews)