Saltar al contenido
Análisis de artículos de limpieza

Limpiar residuos de amianto: Mejor forma de hacerlo sin correr riesgos

¿Por qué debería limpiar los residuos de amianto?  En primer lugar, si se permite que el amianto se amontone en su casa, entonces probablemente va a necesitar una inspección profesional de amianto pronto.

Cuanto más tiempo permanezca el amianto en su casa, más posibilidades hay de que cause problemas de salud. Además, si usted encuentra que alguien en su familia tiene amianto en sus pulmones, entonces el problema es probablemente peor de lo que usted piensa.

Otra razón por la que el amianto tiene que ser eliminado de un edificio es porque si usted lo quema, entonces existe la posibilidad de que se produzca algún tipo de algún daño que no se puede arreglar.

Hay muchas cosas que puede hacer para ayudar a eliminar el amianto de un edificio, pero la mejor manera es contratar a un inspector profesional de amianto para que venga y haga una inspección gratuita.

Recuerde que si no está seguro de qué hacer, pídale a una empresa especializada que le dé una opinión honesta. Ellos deberían ser capaces de darle una solución.

 

¿Cómo es el amianto?

El amianto suele estar compuesto por fibras microscópicas de amianto que son planas, huecas, translúcidas o incluso similares a una aguja; estas características hacen que el material de amianto sea bastante peligroso para los seres humanos cuando se inhala, especialmente cuando se le molesta.

 

¿Por qué es peligros el amianto?

El amianto es un mineral natural que se ha utilizado en la construcción. Es resistente al calor y a las llamas, lo que lo hace perfecto para su uso en materiales de construcción como las tejas, uralitas y materiales ignífugos.

Desafortunadamente, el amianto también es una causa bien conocida de cáncer de pulmón, mesotelioma y otras formas de cáncer. Cuando se inhala asbesto, las fibras quedan atrapadas en los pulmones o en la pleura (la membrana que recubre los pulmones). Con el tiempo, las fibras crecen y forman placas, que pueden llegar a ser muy graves si crecen y forman células cancerosas. Estas placas pueden volverse malignas porque cambian la estructura de los pulmones y otros órganos.

Si se inhalan las fibras de amianto, se desplazan por el sistema respiratorio en haces de fibras similares a una pala quitanieves, es decir, se alojan en el tejido pulmonar.

El gran peligro de la exposición al amianto proviene de dos vías principales: directamente cuando se alteran las fibras de amianto (como en el acto de la demolición o la retirada del techo), o indirectamente a través del contacto con materiales que contienen amianto (como al tocar o respirar cualquier material que pueda contener amianto).

Un gran número de trabajadores expuestos al amianto en el lugar de trabajo sufren de mesotelioma, que es un cáncer de crecimiento lento sin cura conocida.

 

En las casas antiguas la exposición al amianto es mayor.

Las fibras de amianto liberadas en el aire pueden ser inhaladas por las personas que están expuestas a casas y edificios antiguos, y por cualquier persona que camine a través de un edificio ocupado que contenga amianto.

Por esta razón, las casas antiguas que están en condiciones razonables y que han sido inspeccionadas y se ha determinado que cumplen con todos los códigos aplicables, o que están siendo derribadas, deben ser inspeccionadas y reemplazadas por estructuras más nuevas y de mayor calidad. Además, las casas antiguas que tienen paredes con material de relleno suelto o aislamiento de celulosa que puede liberar el peligroso amianto en el aire deben ser demolidas y eliminadas adecuadamente para que no se produzca la contaminación.

 

La eliminación del amianto

Existen reglamentos y normas como la Directiva europea sobre la protección de los trabajadores contra el amianto (2003/18/CE) que deben seguirse para que una empresa sea considerada segura. Hay numerosas leyes que afectan a esta industria, por lo que antes de que una empresa comience a trabajar en su proyecto, debe pedir a un especialista certificado en amianto que evalúe el lugar donde deberá trabajar.

Antes de que la retirada del amianto pueda comenzar, los trabajadores deben pasar por un entrenamiento de seguridad. La mayoría de los países exigen que los trabajadores tengan una certificación oficial para trabajar con el amianto que los capacite de la forma adecuada de manejar los materiales.

 

Cómo limpiar el amianto.

Una vez que los contratistas de retirada de amianto hayan terminado su trabajo, los propietarios deben asegurarse de no estar expuestos a ninguno de los escombros de ninguna manera.

Para ello, deben comprar y utilizar mascarillas y otros equipos de protección personal adecuados. También deben mantenerse alejados de los escombros durante tres días después de la demolición. La razón por la que este requisito es tan importante es porque muchas fibras de amianto pueden permanecer en el aire hasta 24 horas después de que el proceso de limpieza se haya completado. Esto significa que cualquier persona en las inmediaciones podría estar en riesgo de exposición al amianto.

Cómo limpiar el amianto
Muchos materiales cotidianos han sido fabricados con amianto

Los propietarios de las viviendas deben retirar los materiales de amianto sueltos y eliminarlos de forma adecuada.

Las fibras de amianto permanecerán en el aire durante largos períodos de tiempo después de que se haya completado una operación de demolición, por lo que los miembros del hogar deben asegurarse de que pueden respirar adecuadamente después de haber eliminado todos los materiales de amianto de sus hogares.

Además de asegurarse de que están respirando el aire adecuado, los propietarios también deben asegurarse de que están utilizando los medios apropiados para limpiar adecuadamente cualquier sitio que haya sido contaminado por amianto.

Cuando se termina un proyecto de eliminación del amianto, se recomienda encarecidamente que el propietario desinfecte el área en la que se encontraban los materiales.

 

Contrata una empresa para eliminar el amianto.

Hay muchas empresas que ofrecen este tipo de servicio. La forma más fácil de garantizar que los materiales utilizados en el proceso de limpieza estén completamente libres de amianto es contratar una empresa de eliminación de amianto.

Una empresa de retirada de amianto debería poder ofrecer poder eliminar de forma segura los productos de amianto de los hogares.

¿Cuándo debo limpiar el amianto?

Lamentablemente, por mucho que el propietario intente restringir el uso de productos que contienen amianto en sus hogares, siempre habrá una cierta cantidad de residuos de amianto residual que permanecerá intacta en el subsuelo y las paredes de una casa.

Fibras de amianto
Para limpiar residuos de amianto debemos protegernos adecuadamente

Esto puede suponer un grave riesgo para la salud de los propietarios y los miembros de la familia.

Por esta razón, es muy importante que los propietarios de viviendas busquen la asistencia de profesionales cualificados en la eliminación del amianto. Los profesionales de la eliminación del amianto tienen la formación y la experiencia necesarias para eliminar de forma segura los productos que contienen amianto de las residencias sin liberar esporas en el aire que podrían ser inhaladas por los seres vivos.

También cuentan con el equipo y los conocimientos técnicos necesarios para eliminar adecuadamente los materiales de desecho de amianto que recogen. Si los propietarios de viviendas no tienen ya una empresa de eliminación de amianto en su nómina, le aconsejamos busque una lo antes posible.

 

¿Dónde se encuentra el amianto?

Una pregunta que surge a menudo al considerar los posibles riesgos para la salud por exposición al amianto en su lugar de trabajo es: «¿Qué es el amianto?».

El amianto es un material mineral natural que se encuentra comúnmente en los materiales de construcción antiguos (incluidos muchos productos de aislamiento de tuberías), incluido el material de tejado, pero también puede encontrarse en algunos materiales de construcción más nuevos (aunque se encuentra con más frecuencia en los productos de construcción comerciales antiguos, ya que el material es menos permeable que otros materiales utilizados en las construcciones más recientes).

El amianto no sólo se encuentra en los materiales de construcción que lo contienen, sino que también se encuentra en algunos alimentos (como los que tienen altos niveles de sal), así como en algunos medicamentos y cosméticos.

El amianto es el resultado del mineral crisotilo que se utilizaba como retardante del fuego en las tuberías antes de su prohibición. Hoy en día, su uso ha sido prohibido.

Leer entrada anterior
Qué productos de limpieza son efectivos contra el coronavirus
¿Qué productos de limpieza usar contra el coronavirus?

En este espacio web te venimos dando consejos y trucos de limpieza prácticos con los que conseguir eliminar

Cerrar