Saltar al contenido
Análisis de artículos de limpieza

Limpieza de fosa séptica

Cómo realizar un correcto mantenimiento y cuándo debes limpiarla

Las fosas sépticas o pozos negros son para muchos usuarios espacios desconocidos de los cuales muchos desconocen su existencia y para aquellos que las conocen, la información que acumulan sobre ellos es escasa. Su correcto mantenimiento es esencial si queremos evitar malos olores, infecciones o incluso contaminar nuestro entorno.

En este espacio vamos a intentar aclararte algunas de las posibles dudas que puedas tener sobre estas áreas comunes de tu comunidad. Desde cómo funciona una fosa séptica, cómo saber cuándo vaciarla, los metros que debe tener una fosa séptica o cuánto puede costar su vaciado.

 

¿Para qué sirven una fosa séptica?

Las fosas sépticas también conocidas como pozos negros son utilizados para tratar y eliminar las aguas residuales de comunidades, casas o negocios ubicados en lugares que carecen de conexión con el sistema de alcantarillado público.

Con este sistema séptico se tratan las aguas residuales provenientes del inodoro, del fregadero, de la ducha e incluso de sistemas de lavado como la lavadora o el lavavajillas mediante procesos naturales y tecnológicos.

Gracias a estos tipos de tratamiento descentralizado de las aguas residuales conseguiremos entre otras cosas;

  • Proteger la salud pública reduciendo el riesgo de transmisión de enfermedades y reducir la exposición a patógenos.
  • Evitar los malos olores.
  • Proteger los recursos hídricos, evitando la contaminación de aguas superficiales o subterráneas, así como los acuíferos.
  • Mantener la convivencia de los habitantes de la zona.

¿Las fosas sépticas pueden causar problemas de salud?

Los sistemas sépticos se planifican y diseñan para evitar precisamente problemas de salud para las personas que viven o trabajan cerca de estas instalaciones. Por lo tanto, los pozos negros que están bien diseñados y que por lo tanto no exceden su capacidad y tienen un buen mantenimiento no causarán problemas de salud.

En caso contrario, si su ubicación, instalación, planificación o diseño no es el adecuado una fosa séptica puede ocasionar la contaminación de aguas superficiales o subterráneas. Estos riesgos se pueden intensificar especialmente si la fosa se encuentra cerca de la costa ya que pueden ocasionar problemas de contaminación importantes en criaderos de mariscos o incluso en las playas donde puede afectar directamente a los bañistas.

 

¿Cómo realizar un mantenimiento adecuado de tu fosa séptica?

Si tienes que limpiar una fosa séptica, no temas por el precio porque ni es complicado limpiarla ni su mantenimiento debe ser caro. Estos son los cuatro elementos claves que debes tener en cuenta para un correcto mantenimiento de un pozo negro.

1. Debe realizar una inspección de su fosa séptica periódicamente.

Efectivamente, para evitar que la fosa se deteriore y con ello aparezcan fugas o rebose, es recomendable realizar una inspección por un profesional al menos una vez cada tres años y como máximo cada cinco años.

Si la fosa dispone de sistemas automáticos de control como flotadores eléctricos o cualquier componente mecánico deberá inspeccionarse al menos una vez al año.

2. Realiza un uso del agua eficiente.

El gasto promedio de agua por persona en España es de 142 litros por persona y día. Si tenemos en cuenta que ya de por sí este gasto de agua resulta excesivo, si además tenemos fugas en el inodoro o grifos, el gasto se puede duplicar o incluso triplicar. Como supondrá, toda esta agua que gasta en exceso termina en su tanque séptico.

Algunos consejos básicos para reducir el agua en el hogar.

Usa los sanitarios con eficiencia.

El uso de los inodoros de un hogar representa aproximadamente el 30 por ciento del consumo total de agua. Por ello, es recomendable usar el inodoro sólo cuando sea estrictamente necesario y cuando lo hagamos usar la mínima cantidad de agua posible.

Usa aireadores de grifería de alta eficiencia.

Los aireadores para los grifos y los cabezales para las duchas de alta eficiencia ayudan a reducir el consumo de agua y por lo tanto el volumen de agua que entra en la fosa séptica.

Racionaliza el uso de la lavadora

Cuando te dispongas a hacer uso de tu lavadora, asegúrate de cargarla completamente. Seleccionar el tamaño de carga adecuado reducirá el consumo de agua. También es conveniente que no laves toda la ropa en un solo día si para ello debes poner la lavadora en más de una ocasión.

Racionalizar el uso de la lavadora a lo largo de la semana también ayudará a que el sistema de drenaje séptico pueda tratar los desechos convenientemente evitando en caso contrario que inunde el sistema de drenaje de la fosa séptica.
También es conveniente para proteger su sistema séptico usar programas de lavado que usen el menos agua posible sin perder eficacia de lavado

3. No arroje desechos ni basura al inodoro o fregadero.

Por desgracia son muchas las personas que terminan tirando desperdicios y basura como toallitas o deshechos de cualquier tipo en el inodoro o el fregadero. Todos estos desechos terminan en la fosa séptica afectando a su funcionamiento.

No tire basura ni desechos al inodoro ni los arroje por el fregadero.

Por desgracia, es una práctica común arrojar desechos de todo tipo por los desagües sin pararse a pensar dónde terminan y la contaminación y problemas que generan. A continuación tienes algunos de los desechos más comunes que suelen terminar en la fosa séptica.

  • Toallitas de papel.
  • Grasa de aceite de cocinar.
  • Toallitas no desechables.
  • Hilo dental.
  • Colillas de cigarro.
  • Productos de higiene.
  • Condones.
  • Medicinas.
  • Productos químicos como gasolina, pesticidas o incluso pintura.
  • Granos de café.

En la fosas séptica existen microorganismos que son capaces de tratar los desechos que se vierten en ella. Por lo tanto, verter productos químicos a través en su sistema séptico puede acabar con estos organismos y con ello dañar el ciclo natural de los desechos que acaban en el mismo.

 

¿Cuánto cuesta la limpieza de una fosa séptica?

El costo de la limpieza de fosas sépticas puede variar en función de varios factores. Estos pueden ir desde el tamaño del pozo, el lugar donde se encuentre, la antigüedad o sistemas incorporados y sobre todo del nivel de residuos que contengan. No obstante, el costo promedio de la limpieza de una fosa séptica suele oscilar entre los 200 y los 400 euros aproximadamente.

 

¿Cómo saber si el pozo está lleno?

Limpieza de fosa septica
Limpieza de fosa septica

Esta es una pregunta básica que muchos usuarios se hacen en relación a la fosa séptica de su hogar o negocio. El primer indicio que puede llevarnos a pensar que va siendo hora de vaciar el sistema séptico son los malos olores.

Es recomendable estar atentos a la aparición de hierba alrededor del tanque séptico, este será un claro indicio de que el tanque de drenaje está lleno y los residuos se están saliendo. Si el nivel de hierba ha subido excesivamente los residuos orgánicos que rebosan están fertilizando el terreno.

También deberá estar atento a la facilidad con la que se vacían los drenajes. En caso de que necesite utilizar removedores para obstrucciones frecuentemente para vaciar el baño, esto puede significar que su fosa séptica está llena.

En todo caso la frecuencia de bombeo séptico dependerá de los siguientes factores.

  • El volumen de los sólidos generados.
  • El tamaño y componentes del hogar o tipo de negocio.
  • Tamaño de la fosa séptica.
  • Total de aguas residuales generadas.
  • Clima predominante.

Si a pesar de esto no estás seguro de si ha llegado la hora de limpiar tu fosa séptica te recomiendo te pongas en contacto con una empresa especializada para que lo comprueben. Seguro que te darán una solución adecuada en tu caso.

Leer entrada anterior
Cómo Lavar ropa en hotel
¿Cómo lavar y desinfectar la ropa de cama de un hotel?

Si te alojas habitualmente en hoteles, hostales o pensiones, es posible que te hayas preguntado en alguna ocasión

Cerrar